Calefactores Exterior

Hay numerosas opciones de calefactores exteriores en el mercado, que se pueden adaptar a diferentes necesidades. Para elegir la mejor, deberías evaluar la superficie que se desea calentar, la seguridad, el consumo energético, entre otros. Estos, son equipos diseñados para caldear estancias muy amplias y con condiciones ambientales especiales.

Todo lo que debes saber para elegir el mejor calefactor exterior
En muchas ocasiones cuando llega el invierno, necesitamos calentar los espacios exteriores por distintos fines. En el negocio de la hostelería, por ejemplo, el calefactor exterior es una necesidad para mantener la clientela durante todo el año.

calefactor exterior

Estos calefactores son igualmente útiles para calentar superficies grandes como invernaderos o pequeñas granjas. En estos espacios se debe garantizar una temperatura adecuada para el crecimiento de plantas y animales en la época fría.

Y por supuesto, si tenemos en casa una terraza o jardín, el calefactor exterior nos da la oportunidad de usarlo durante todo el año. Además, cuando nos vamos de camping siempre es útil contar con algún tipo de calefacción.

Hay numerosas opciones de calefactores exteriores en el mercado, que se pueden adaptar a diferentes necesidades. Para elegir la mejor, deberíamos evaluar la superficie que queremos calentar, la seguridad y el consumo energético, entre otros.

Un calefactor exterior para cada necesidad.
Al momento de elegir un calefactor exterior, debemos tomar en cuenta diversos factores.

Según el propósito del calefactor exterior, su estética puede ser un factor a considerar. Por ejemplo, en terrazas de restaurantes, pubs o discotecas, debería acoplarse al diseño del lugar.

Al momento de elegir el calefactor exterior que más nos conviene, recordemos revisar el tipo de materiales de fabricación. Para negocios de hostelería, donde se dará un uso intensivo es recomendable que sean materiales robustos y resistentes.

Es importante evaluar la superficie a calentar y si la misma es totalmente exterior o está parcialmente cubierta. Además, debemos considerar los costes en consumo de energía de cada tipo de calefactor exterior.

El consumo energético está muy relacionado con el tipo de fuente de energía que utiliza el calefactor exterior. En el mercado encontramos calefactores exteriores que trabajan con gas o electricidad, teniendo ambos tipos ventajas y desventajas.

Calefactor exterior a gas
El calefactor exterior a gas puede funcionar tanto con butano como propano. Este tipo de calefactor  se recomienda para superficies grandes, por lo que son muy utilizadas en la hostelería.

El funcionamiento de este tipo de calefactor es muy sencillo. Se conecta a la bombona mediante una manguera y al abrir el gas, se enciende y se regula la potencia de salida con el regulador.

El calefactor a gas tiene un alto poder calorífico y para un uso intensivo tienen un menor consumo energético. Generalmente, el costo del gas es menor al de la electricidad, por lo que es un factor a considerar.

Con relación al tipo de combustible a utilizar, tanto el butano como el propano tienen costos similares. Sin embargo, en zonas donde la temperatura es muy baja se recomienda el uso del propano.

El butano presenta el inconveniente de no gasificar bien a temperaturas  muy bajas, por lo que el gas puede no llegar bien a los calentadores. Por su parte, el propano gasifica a bajas temperaturas y se encuentran presentaciones de bombonas de mayor capacidad.

Una de las desventajas de utilizar un calefactor exterior a gas es la producción de emisiones, por lo que deben estar en lugares ventilados. Por otra parte, son menos amigables con el ambiente, ya que generan CO2.

Los calefactores exteriores a gas vienen en distintas presentaciones y capacidades que pueden adaptarse a distintas necesidades. Entre estos tenemos:

Calefactor exterior tipo seta, hongo o champiñón.
Este calefactor exterior tiene una cabeza ancha, similar a una seta que ayuda a distribuir el calor. El cuerpo del calefactor es generalmente un armazón de metal en el que se ubica la bombona.

Se presenta un quemador que está rodeado por una malla metálica que produce el calor, que es controlado por un regulador de potencia. El calor choca contra los aleros de la parte superior y se distribuye de manera uniforme.

Además, existe una gran diversidad de modelos de estos calefactores, que se pueden adaptar a cualquier diseño. Algunos pueden ser de acero inoxidable, metal pintado (blanco o negro), ratán o incluso madera.

Este tipo de calefactor exterior, según la potencia de cada modelo, pueden calentar hasta 6 metros de diámetro y tener una autonomía de hasta 15 horas. En el caso de terrazas de restaurantes, se recomienda colocar uno cada 4 mesas, según la separación entre las mismas.

exterior

Calefactor exterior tipo pirámide
Este estilo de calefactor exterior tiene un funcionamiento similar al del tipo seta. La principal diferencia está en el diseño. En la parte superior presentan un alero que distribuye el calor y un armazón en forma de pirámide.

En la base del armazón, se ubica la bombona y el quemador en la parte media. Generalmente están fabricados en aluminio, acero inoxidable y metales anti-corrosión.

Tienen un diseño muy elegante y estilizado que se adapta a distintos tipos de decoración exterior.  Algunos modelos pueden incorporar luces LED que le dan un toque innovador y moderno.

Calefactor exterior de sobremesa
Este  calefactor exterior es ideal para calentar una mesa con capacidad de hasta 8 personas. Es de tamaño compacto y la podemos colocar sobre la mesa, y de allí se distribuye el calor hacia las personas.

El calefactor exterior de sobremesa es pequeño, tiene un consumo de gas bajo y se puede transportar con facilidad. Es ideal para utilizarlo para cenas al aire libre  en la terraza, el  jardín o para el camping.

Calefactor exterior eléctrico
El calefactor exterior eléctrico es otra alternativa para climatizar espacios exteriores. Funcionan con luces halógenas de infrarrojo y su poder calorífico depende de la potencia de cada modelo.

Las luces halógenas emiten calor radiante, que calienta al chocar con el objeto o persona. Este tipo de calefactor exterior alcanza la temperatura deseada rápidamente y no genera pérdidas de calor.

Este tipo de calefactor es muy eficiente en el uso de la energía, ya que más del 80% se transforma en calor. Además, generalmente los distintos modelos pueden orientarse en cualquier dirección.

Los calefactores exteriores eléctricos se presentan en modelos portátiles y de fijación a la pared. En muchos casos, traen distintos niveles de potencia por lo que se puede regular el consumo eléctrico.

En cuanto al diseño, este tipo de calefactor eléctrico ofrece una gran variedad. En esta gama podemos conseguir tipo sobremesa, tipo reflector o de fijación mural.

El calefactor exterior eléctrico es una muy buena opción para el uso doméstico. Una de las ventajas es que los modelos portátiles se pueden usar tanto en el exterior como en el interior.

Además, este tipo de calefactor  es más ecológico ya que no produce emisiones de CO2. Otra ventaja de este tipo de calefactor, es que en muchos modelos la temperatura es regulable.

Entre los contras que podemos mencionar, es el alto consumo de energía que se refleja en la factura de la luz. Por esto, se recomienda solo para calentar los espacios exteriores en momentos puntuales.
Generador de aire caliente
Otro tipo de calefactor exterior con un uso más industrial, son los generadores de aire caliente. Los mismos son recomendados para climatizar grandes superficies como granjas o invernaderos.

Hay modelos portátiles muy ligeros que se pueden transportar fácilmente. Estos funcionan tanto con gas como con electricidad.

Los generadores de aire caliente a gas utilizan un ventilador que pasa el aire por el quemador. En este proceso, el calor que se produce por combustión del gas, se transfiere a la corriente de aire.

Estos generadores de aire caliente pueden alcanzar una eficiencia térmica del 100%. Generalmente son equipos portátiles, muy fáciles de transportar y recomendados para superficies de hasta 80m2.

Los generadores de aire caliente eléctricos pueden funcionar con distintos niveles de potencia y cuentan con sistema de regulación de temperatura. La mayoría de los modelos tienen salidas de calor regulable y un bajo nivel de ruido.

Una ventaja de este calefactor exterior  es que no produce emisiones por lo que puede usarse en espacios abiertos o cerrados. Sin embargo, el consumo de energía puede ser alto.

Seguridad en el uso del calefactor exterior
Uno de los aspectos más relevantes a tomar en cuenta al momento de elegir un calefactor exterior, es la seguridad. La principal recomendación es seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a la instalación y mantenimiento del equipo.

También, se debe dejar siempre un espacio de seguridad entre la fuente de calor y los objetos o personas a calentar. Se recomienda un mínimo de 50 cm por debajo del alero reflector y al menos 60 cm alrededor.

Se debe colocar en una superficie firme, para evitar accidentes. Se recomienda elegir aquellos modelos que tengan sistema anti-vuelco que garanticen el apagado automático en caso de movimientos bruscos o volcamientos.

Hay opciones que cumplen con la normativa IP de resistencia a la humedad. Estos modelos son ideales para evitar daño del equipo o accidentes por lluvias o nevadas.

Normativa legal para usar un calefactor exterior
Los negocios de hostelería, deben  conocer  y aplicar la normativa existente en cada localidad sobre el uso del calefactor exterior.


En España se permite su uso, siempre que la instalación no sea fija. Sin embargo, deben cumplir con las normativas europeas que regulan el uso de equipos a gases tanto fijos como móviles.

Esta normativa es la 1990/396/CEE que regula diversos aspectos relacionados con los materiales de fabricación, diseño, temperatura,  encendido y manuales de uso entre otros.

A partir de lo establecido en esta normativa, los distintos ayuntamientos del territorio Español tienen regulaciones municipales. Es importante que al momento de elegir un calefactor exterior para un negocio, revisar si cumple con lo establecido en dichas normativas.

¿Dónde comprar un calefactor exterior?
Una vez que hemos decidido el tipo de calefactor exterior que cubre nuestras necesidades, tenemos que buscar dónde comprarlo. Hay numerosas opciones en tiendas físicas y online para adquirir el modelo de nuestra preferencia.

Es importante que dediquemos el tiempo a revisar las distintas ofertas que nos ofrece el mercado. Lo primero es que cumpla con nuestros requerimientos y luego comparar precios en las distintas tiendas.

Entre las tiendas más reconocidas, podemos encontrar:

Amazon: tienda online que ofrece distintas opciones a excelentes precios.

Leroy Merlin: es tanto tienda física como online, por lo que tienes la opción de revisar personalmente el equipo.

Primrose: es una tienda online que tiene disponible una gran variedad de modelos y marcas de calefactor exterior a gas y eléctrico.

Ahora que ya sabes todo con respecto a los calefactores exteriores, estas listo para realizar una compra exitosa.

Estamos convencidos te interesarán estas categorías: